...

Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

Relatos

Ruido ensordecedor que nubla mis pensamientos ardientes, como una chispa en un bidón de gasolina, me muevo no entendiendo lo que pasa a mi alrededor. Siento que cada vez soy más grande. ¿He crecido? ¿O el espacio que me rodea se ha hecho más pequeño? El ruido se hace más intenso,

Estaban los dos sentados en un banco y miraban a la gente que paseaba por el parque, como una pareja normal, con una vida normal. El otoño ya se hizo su presencia, había hojas por todas partes y hacía ya fresco. Él apretó de nuevo el mando que tenía en

Las conversaciones continuaron un rato más, hasta que se escucha la voz de Nuria, la señora que recibe a los invitados, diciendo: —Señor Arturo, llegó la Señora Olimpia ¿la hago pasar? —Claro, claro —contesta el Amo y el anfitrión de la fiesta— ELLA es una invitada muy especial, la esperamos todos. La palabra

Hacía calor en el salón, aunque la sala era grande y el techo alto. Su Amo la colocó delante de la chimenea, tumbada en el suelo, boca abajo, completamente desnuda. Sus muñecas y sus pies estaban atadas a dos barras unidas entre sí con varios ganchos, formando un cuadrado perfecto.

El día de hoy se dará en el gran salón la presentación de un nuevo sumiso, el evento se lleva a cabo en una habitación elegante donde se observa una pequeña tarima en el centro de la habitación bañada con la luz cálida de un candelabro muy elaborado, suspendido bajo

Esto tiene que acabar. Tenía que ser el último encuentro, tarde o temprano va a terminar conmigo. Sólo podía pensar en todas las veces que me hacías hacerte lo que quisiera. Habías despertado en mí un instinto primario que me costaba reprimir en el día a día. Es demasiado tópico tener

Una cálida noche de verano, donde hasta la más leve brisa se anhela con desesperación, en una parcela, algo apartada de la vista de la gente se reúnen cuatro personas, cuatro amigos para disfrutar de la vida y la tranquilidad. Mientras jugaban a las cartas, todo era aparentemente normal, excepto

En una calurosa mañana de un 8 de agosto Mónica saltó de la cama como si tirara de ella un resorte, en perfecta sincronía con el despertador de su móvil, que comenzó a sonar exactamente a la vez, al marcar las 7 de la mañana. Mónica apenas había podido dormir

Carol no podía dejar de mirar a cada momento el reloj que colgaba frente al escritorio de su oficina, igual que una colegiala ansiosa que cuenta los minutos antes de que suene la campana para salir al recreo. Hoy era una fecha muy señalada para ella, una de esas fechas

No sabía si aceptar la invitación de mi amigo Eloy al club Bdsm, esa noche había una demostración de Shibari. Tuve varios sueños recurrentes, solía tenerlos en época de estrés. En los que no podía moverme y me tenían amarrada, tenía un leve pitido en los oídos y la cabeza me

"Pasa" me invitó él con una voz dulce, pero que no anunciaba nada bueno

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.