...

Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

PALA DE SPANKING: ¿Cuáles son sus características y cómo se usa?

La pala de spanking es una plancha plana con mango, que puede ser de muchos tamaños, formas, grosores y materiales, se usa para azotar con contundencia las nalgas del/de la sub.

La pala de spanking es un instrumento simple pero que ofrece sensaciones verdaderamente intensas para el/la sub, dado que al tratarse de un elemento macizo y con un firme agarre permite al/a la Dom descargar azotes muy poderosos, pudiendo emplear todas sus fuerzas en ellos.

Este utensilio está pensado para ser usado contra el trasero del/de la sub, no siendo apropiado su uso en otras zonas corporales, dado que solo las nalgas tienen la resistencia suficiente como para soportar con seguridad los fuertes azotes de un instrumento duro y contundente.

Las palas para spanking tienen muchas variantes, algunas de ellas están pensadas para propósitos concretos y para lograr diversos efectos. Las palas gruesas sirven para agregar aún más contundencia a los azotes, las palas perforadas incrementan el dolor de los mismos y crean marcas visibles, las palas de más pequeño tamaño resultan ideales para castigar de forma precisa un mismo punto de impacto sin desviar el tiro debido al peso o tamaño del instrumento, las palas grandes nos permiten cubrir una amplia zona de azote, incluso todo el trasero.

La única regla que tenemos que tener en cuenta a la hora de usar la pala de spanking es que debemos golpear siempre con la parte plana de la plancha, dado que un golpe con el borde de la misma resultará en moratones y en una sensación desagradable y dolorosa, especialmente si la pala es gruesa y de gran tamaño, podemos causar lesiones internas y cardenales, por lo que es necesario siempre tener un firme agarre del mango de la pala a la hora de realizar cada azote, para evitar que la plancha rote y el azote resulte en un golpe con el canto.

Usar la pala de spanking en otras zonas que no sean el trasero del/de la sub resulta arriesgado, sobre todo si el instrumento es muy grueso y contundente. Es posible azotar la espalda con palas medianas y usando una intensidad media, así como los muslos, pero deberemos tener mucha precaución si actuamos fuera del área de las nalgas, dado que un azote demasiado fuerte dado con una pala demasiado gruesa o ancha en la espalda, las piernas o los brazos puede derivar incluso en fracturas en el peor de los casos o causar dolorosos moratones y heridas.

Si bien las palas de spanking más pequeñas y delgadas son fáciles de encontrar en cualquier sex- shop, las más grandes y gruesas y aquellas con formas y características más particulares solo las podremos comprar a artesan@s especializad@s o en páginas de Internet bricosado.

La pala de spanking suele estar hecha de madera, pero existen muchos otros modelos fabricados en pvc, plexiglass, polipiel, cuero natural, látex o polímeros. Es relativamente fácil conseguir una pala para spanking casera en caso de que no nos sea posible adquirir una al uso.

En todas las cocinas existe, por ejemplo, una tabla de corte dotada de mango que perfectamente podremos usar como pala de spanking llegado el caso. Una pala de ping-pong u objetos similares también pueden cumplir perfectamente con la función de pala de spanking improvisada.

 

Ilustración: kamitora

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.