Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

BESOS Y BDSM: ¿Qué significan dentro de una sesión y cómo pueden aumentar nuestro placer?

El acto de besar es un gesto sensual con una gran carga erótica, libera ciertas endorfinas que nos ayudan a potenciar el placer y la conexión emocional con la otra persona.

El beso es el preliminar erótico por excelencia, está presente en muchas culturas y se le confiere una enorme carga emocional y romántica. El beso es un contacto íntimo de dos cuerpos, de carácter pseudosexual, dado que es habitual que al besar nuestra lengua penetre y explore la boca de nuestr@ compañer@. El contacto de los labios y de nuestras lenguas libera toda una serie de endorfinas que inundan nuestro sistema nervioso y preparan a nuestro cuerpo para el sexo, potencian nuestro deseo y nuestra empatia por la persona a la que besamos.

El beso es un pequeño acto sexual en sí mismo. Implica contacto de mucosas, penetración, intercambio de fluidos, altos niveles de excitación y, a veces, incluso orgasmos. Resultan reconfortantes y, si sentimos amor por quien besa, pueden ser una experiencia intensa e increíble.

El BDSM no es para nada un ambiente donde los besos no tienen cabida. Un/a Dom puede usar los besos para calmar los nervios de su sub, expresarle su aprecio y deseo, su amor. Una escena sadomaso puede ser muy romántica con un beso intenso de por medio, convertirse en idílica.

Un/a Dom habilidos@ sabe cuando besar y cuando azotar, leyendo las reacciones de su sub. Una sesión es como una rosa, tiene pétalos y espinas, momentos delicados y reconfortantes y momentos duros e intensos. Los besos son una forma perfecta de preliminar, de momento tierno y de aftercare.

Al principio de la sesión predisponen a amb@s para jugar, durante la misma son una forma de recuperarse emocional y físicamente de sensaciones intensas, y al terminar refuerzan el lazo afectivo y empático durante el aftercare, reconfortando y calmando el ánimo.

Un/a sub puede usar los besos para favorecer determinadas reacciones por parte de su Dom, pueden ser interpretados como una manifestación de su entrega o de su deseo por complacer a su Am@, también como un juego erótico en el que el/la sub le roba besos a su Am@ por sorpresa.

Durante el acto sexual, y mientras amb@s cabalgais hacia el clímax, besaros apasionadamente haceque la sensación de “fundirse” con tu compañer@ se sienta aún más intensa, propiciando un orgasmo intensísimo para amb@s. El beso puede ser un juego travieso y pervertido en el que deis rienda suelta a vuestra parte más primaria, chupando la lengua, lamiendo los dientes o intentando llegar con vuestra lengua a la garganta de vuestr@ amant@, intercambiando saliva y otros fluidos, como por ejemplo semen después de haber realizado una felación, etc.

 

 

Ilustración: geumsan lee.

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.