Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

BDSM AYER – BDSM HOY

Dóminas profesionales o no profesionales con experiencia de muchos años, las que no conciben otra forma de vida, que aman realmente el BDSM y las dominetes o las llamadas pseudo dóminas que juegan a ser Dóminas, practicando finfet sacando dinero sin miramientos y disfrutan solo humillando a los “sumisos” a estos pongo entre comillas pues para mi personalmente no lo son, son tíos con el autoestima por los suelos y/o pajilleros que dan lo que tienen e incluso se endeudan por un insulto o escupitajo de una jovencita con mala leche que venden vÍdeos hot suyos y “cositas” por el estilo – eso no es BDSM. Que lo llamen de otra forma, pero no BDSM.

Hay espacio para todos y mientras sea de mutuo acuerdo es licito, pero no es BDSM.

El BDSM real, el de antes, lleno de respeto, educación, protocolo, elegancia, de admiración y devoción de los sumisos hacia las Damas, que solo quieren hacerlas felices, lo cual les hace felices a ellos… está desapareciendo, se están perdiendo, los conceptos se están mezclando y confundiendo.

Las famosas 50 sombras de Grey SOLO son libros/películas eróticas con pinceladas de BDSM, pero no son para nada un ejemplo o guía del BDSM, es todo lo contrario.

Creo firmemente en la supremacía femenina. El mundo estaría mucho mejor si lo dirigieran solo las mujeres, no habría hambre, ni guerras, los niños no vivirían en las calles y habría menos odio.

A la Mujer siempre se la ha subestimado, nos llamaban el sexo débil (aún lo hacen), no teníamos derechos, no podíamos ser propietarias de nada, no podíamos votar, no podíamos estudiar, ni salir a la calle sin compañía… incluso hoy en día en algunos países las mujeres viven sometidas, coaccionadas, maltratadas y casi esclavizadas y muchas más barbaridades… ¿Por qué? Por que nos tienen miedo, miedo por que saben muy bien que somos más capaces que los hombres, más fuertes y resistentes.

El hombre tiene fuerza física, pero la Mujer la mental, la cual es más poderosa y más peligrosa y es algo que siempre se ha sabido, por eso se nos ha reducido durante siglos (y siguen intentándolo hacer) a ser amas de casa y criadoras de niños sin voz ni voto.

A ver si vuelve el BDSM que debería ser y a ver si de una puñetera vez se empieza a valorar a la Mujer.

Autora: Reina Ladgerda

Mujer fuerte, empoderada con toque de locura (de la buena)

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.