Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

MI ENTREGA

PSDM(PutaSumisaDeM) es mi zizter… así nos llamamos por lo parecidas que somos incluso en la forma de sentir nuestra sumisión.

En una de nuestras interminables conversaciones me contó de su Ceremonia de Collar y que la tenía escrita, me vino la idea de compartirla con el Magazine para deleite de sus lector@s, se lo dije y gustosamente me dio permiso.

Mil gracias zizter… gracias por ser como eres y por tu sentir como sumisa tan bello.

 


MI ENTREGA

 

Me ha pedido que le cuente mi entrega aun sabiendo mi manera de escribir, sabe que no soy al uso, es más cualquier parecido con la realidad esperada es pura coincidencia.

He de decir que hubo una evolución desde la primera vez que me lo planteo hasta el momento en que se produjo, tal vez así podría llegar a entenderse todo.

Recuerdo la primera vez que me lo comentó, me dijo “prepara el apartamento, será tu mazmorra”. Bueno, esa vez apenas pensé en cambiar las sábanas y limpiar un poco, rescatar un vestidillo como el que me había pedido que andaba perdido por un cajón, pillar velitas recicladas y una fusta del Decathlon.

Pero poco a poco todo fue modificándose a medida que iba entrando en mi alma.

Primero, cambio el vestido casi sin darme cuenta, pensé oye pues podría comprar uno, busqué y encontré uno de encaje negro transparente y pensé que igual este le gustaba más, pero en blanco no, es curioso… Comprarás cosas pensando en mi… recuerdo las primeras veces que me lo decía y yo pensaba… Si claaaaaaaro.

Lo siguiente fueron las sábanas, unos días después pensé estaría bien que estrenásemos sábanas ¿por qué compartirlas con mi pasado? así que con ayuda de las dos petardas nos dedicamos a buscar sábanas y luego pensé: igual hace frío, interesaría una colcha a juego, y así poco a poco todo se fue modificando la idea inicial de rebuscar lo que tuviera por casa.

Y de repente las velas… No me parecían suficientes, pensaba ¿y si es de noche y no me ve y si me quedo corta? Al final 125 velas y luego vi dos una roja y una blanca… y no me pude resistir, además desprenden un olor… Que aún hoy se sigue notando.

La fusta llegada desde Italia de doma profesional.

Pero no era suficiente, entonces vi los pétalos de rosa y pensé vaya le encantan las rosas y compré 5.000 pétalos jajajaja los herederos pasaron una semana separando pétalo a pétalo, pero no olían así que me las ingenié para que cogieran aroma a rosa.

Los preparativos empezaron la semana de antes, retiré todos los muebles que pude, quería espacio, mucho espacio, quería que pudiera entrar, moverse a mi alrededor sin que hubiera nada que Le impidiera poder explorar lo que se le entregaba, coloqué las velas buscando la mejor iluminación y construí un altar en la mesa donde colocaría todo lo que me pidió, el anillo, dos collares para que eligiera el que quisiera y los pendientes.

Hice un semicírculo con 100 velas y en el centro coloqué una alfombra de pétalos y un sendero desde la puerta hasta el lugar donde Le esperaría, señalando el camino.

Quedaba una cosa, escribir los límites, ¿qué poner ahí?, ¿qué limite fijar cuando confías tanto en la otra persona que sabes que no hacen falta?, pero pidió un folio con los límites así que algo había que hacer y algo había que escribir, así que me puse a ello y escribí lo que me dictó el corazón, es decir, un folio completamente en blanco… Jajajaaa con un título: Anexo de limites.

Dejé las llaves que abrían mi nueva vida junto a una nota en el lugar convenido, me duché, me puse una crema que compré e intenté dormir en otra habitación, en otra cama, ni siquiera quería usar la cama antes de que la usará Usted.

Cuando me dijo que ya salió corrí a encender las velas, tenía a penas una hora y había muchas velitas, me puse el vestido que aún guardaba en su funda, cerré las persianas, corrí las cortinas y esperé hasta que Usted llegó.

Arrodillada en medio de un semicírculo de velas, sobre pétalos de rosa con la fusta en ambas manos la frente contra el suelo sujetando el anexo de límites, había pensado que el suelo sería frío, que me dolieran las rodillas, que estaba incomoda, que no podía estarme quieta, pero nada de eso ocurrió.

Entonces ocurrió, oí la llave en la cerradura, Le oí entrar caminar, por el pasillo y sin embargo no miré, lo único que hice fue ponerme a temblar, notaba cómo la fusta se movía en mis manos, cómo mi cuerpo temblaba, oí sus pasos acercándose. Después oí el sonido de una cámara, el disparo de las fotos y seguía sin mirarle, temblando.

Entonces empezó a hablar, y cogió la fusta de mis manos, y cuando habló y escuché su voz todos mis temblores desaparecieron, mi corazón no se equivocaba. Paseó la fusta por mi cuerpo, por mi cabeza, mi espalda, mis manos, mis pies… cumplió su promesa como no podía ser de otra manera, tres golpes de fusta que me supieron a tres besos y entonces me levantó, para ser más exactos levantó a otra persona distinta a la que unos minutos antes se había arrodillado, levantó a alguien que por fin estaba en paz consigo misma después de tantos años.

Coloqué mis manos en la nuca y abrí mis piernas, debía explorar lo que iba a aceptar, ver si era de Su agrado, si Le complacía.

Cuando noté su mano entre mis piernas… bueno creo que fue la primera vez que me corrí, no puedo evitarlo, es como un resorte como una trampa de ratones click clack.

Me dijo que apoyara las manos en el sofá, levantó el vestido y noté como entraba dentro de mi, dos.

Luego Usted se sentó en el sofá y me colocó encima, me volvió a penetrar y entonces me dio las primeras tres bofetadas, que limpiaron mi alma, y la o sin rabito fue libre. Es curioso, nada dolía, nada era un ataque, al contrario había tanto amor, notaba tanto cariño en todo lo que hacía. Seguía hablándome, y su voz me hipnotizaba y de repente puso Su mano en mi boca y me dijo “muerde, este es el máximo dolor que voy a aguantar de ti, si me traicionas, si me defraudas, si no me obedeces te dejaré. Este es el máximo dolor que podrás causar Aprieta…” y yo no podía apretar los dientes, no quería ni morder y pensar que Le podía hacer aunque fuera un mínimo roce, ni así soy capaz de causarle dolor.

Vas a casarte por primera vez como deberías haberte casado las otras veces, como realmente debes casarte. Perdí la cuenta de las veces que me había corrido ya entre sus brazos…. Recogí las velas del suelo, me arrodillé y empecé a recogerlas una a una, desde el sofá Usted miraba, oí que respiro profundo y se levantó, se acerco a mi y me penetró. “NO pares de recoger, no te importa lo que YO haga” bufff no podía recoger ni una velita mientras notaba Sus embestidas jajajaaa cuando Usted estuvo satisfecho se volvió a sentar y me dijo “Continua” hubiera sido capaz de ir saltando o trotando jajajaaaa como un dibujo animado tirintirintirin. Se volvió a levantar y pensé mmmmmmm otra vezzzz pero note la fusta mientras seguía recogiendo velitas, estaba feliz. Me cogió y me llevó a la habitación, no se en qué momento me quitó el vestido, solo se que por primera vez no había limites para el sexo, ninguno.

En algún momento, tenía su polla dentro de mi boca y noté su pie entre mis piernas, buff fue automático, ni lo pensé, empecé a buscar ese pie quería notar su roce contra mi coño, ¿por qué usar siempre los dedos de las manos si tenemos más dedos? Usted me lo ha dicho muchas veces, todo mi cuerpo esta hecho para disfrutar del sexo y así es, empecé a mover mis caderas contra su pie, me colocaba y recolocaba con su polla metida en mi boca buscando acercar su pie cada vez mas a mi coño hasta que lo conseguí y empecé a frotarme contra él, incluso el pie entro dentro de mi y empujé mas fuerte para confirmar que así era….y me volví a correr.

 

 

Luego, como si fuera una perra en celo, me enganché a su pierna hasta que coloqué el hueso de la rodilla entre mis piernas ejerciendo la presión suficiente que hizo que me volviera a correr unas dos o tres veces más frotándome contra Usted, notando cómo mis flujos iban empapando Su rodilla y luego lamerle, limpiar todo los restos de mi que había dejado sobre Usted… En algún momento nos levantamos a desayunar y reponer fuerzas, pero creo que no estuvimos más de media hora, pan tostado queso y café con leche y vuelta a la cama, a descansar me decía… pero era imposible en menos de cinco minutos estábamos otra vez enganchados o tenía su mano en mi coño o su polla en mi boca o dentro de mí daba igual solo me corría una y otra vez como si de repente pudiera llenar un vaso que llevaba vacío desde que recuerdo, como coger aire, soltar amarras o liberar por fin esa parte de mi que nadie aceptaba y que Usted nunca ha juzgado.

En algún momento me coloqué sobre Usted mirando a los pies y empecé a lamerle desde las rodillas hasta los pies, los dedos, volvió a subir por delante y por detrás como una culebrilla… no se cuantos orgasmos llevaba ya, no se no tengo ni idea, no consigo saber las veces que me corrí y ahí me volví a correr y de repente apoyé mi cabeza en el colchón entre sus piernas, mis manos estaban sobre sus pies sentada sobre sus ingles con las piernas a los lados, lo último que recuerdo fue qué a gustito se esta aquí y me dormí así, es un sitio muy agradable para dormir y Usted ni siquiera se movió, con lo incómodo que debía de estar, ve como es BONICO.

Merendamos judías porque eran las 5 de la tarde y ya no era hora de comer y seguimos celebrando nuestra noche de bodas de la mejor manera que sabemos y como más nos gusta. Follando… no puedo resistirme a Usted y al parecer Usted a mi tampoco, menos mal que nos separan unos kilómetros porque es explosivo, le planteé decirle “quita bicho” porque si yo había perdido la cuenta de las veces que me había corrido, Usted también y cada vez que me decía creo que ya no voy a poder más en cinco minutos volvía al ataque.

Me dijo que había sido la entrega más bonita que había vivido y eso viniendo de Usted es todo un cumplido, creo que logré sorprender y eso también era algo difícil, aunque si lo piensa bien, cuando creía que la vida no podía sorprenderle ni ofrecer nada mas aparecí yo donde y como menos me esperaba.

Estábamos destinados a encontrarnos y así ha sido y sabe me siento tan feliz y orgullosa de que me haya elegido a mí para bailar este vals que espero que nunca cese la música y bailemos hasta el amanecer una y otra vez, además tengo una mazmorra ensueño y un libro que escribir y yo quiero correrme para Usted una y otra vez, porque entonces y solo entonces todo tiene sentido, porque por primera vez en mi vida he escuchado ERES MÍA y me lo he creído, porque es cierto soy SUYA completamente, mi alma mi mente y mi cuerpo y todo cobró sentido.

Estos meses he pensado mucho y creo sinceramente que hay un fallo de interpretación, bueno sabe que yo defino a mi manera y que esta es muy particular recuerda mi ideal, el follamigo.

Cuando me dice que mi placer es SU placer creo que va más allá no se habla de placer, el placer es efímero, breve dura un instante, creo que va más allá y creo que Usted también lo sabe, creo que todo esto va de felicidad. Si, soy feliz por el mero hecho de que le hago feliz, y cuanto más feliz es Usted más feliz soy yo y al revés cuanto más feliz es Usted más feliz me hace a mi y así entramos los dos en un círculo de felicidad infinito, qué me importa lo que me pida, si pida lo que pida será para ser Usted un poco más feliz y yo pues simplemente soy feliz viéndole feliz,  Si, creo que todo esto va de ser felices porque a fin de cuentas la felicidad es un medio de transporte y no un destino.

Su felicidad es mi felicidad porque la felicidad compartida es el doble.

Como voy a negarle nada, cuando veo su cara como se le ilumina, como le brillan los ojos, sería muy cruel de mi parte negarle algo.

No, no creo que esto vaya de sexo mas o meneos duros, ni de placer ni nada mundano creo que esto va de felicidad pura real como pocas personas son capaces de dar y recibir.

Curioso que la palabra AMO sea tb la primera persona del presente del verbo AMAR que amor sea AMO con una R final y que tanto AMO como amor, amar tengan la misma raíz. Da que pensar…

Y hasta aquí mi transcripción de lo que significó para mi entrega supongo que no es lo que esperaba que contara, pero como Usted siempre me dice, espera lo inesperado y aunque yo no sabía qué me esperaba tenía muy clara una cosa, no iba a ser follar, eso sería el camino fácil, follar es fácil, muy fácil en el BDSM y en el mundo vainilla, pero entrar en mi alma y coger a los demonios que hay allí escondidos, sacarlos y destruirlos… eso Mi Amo, eso solo Usted sabe como hacerlo y pagaré con gusto el precio que me pida, porque no tengo nada que sea suficiente para todo lo que Usted ha hecho por mi, absolutamente nada.

Le amo Mi Amo, le pertenezco, soy SUYA completamente para que disponga de mí y de mi cuerpo como mejor le plazca, como desee, sin preguntas, sin cuestiones, sin justificación, únicamente Su deseo y Su voluntad. Nada le será vetado aunque a veces hará cosas que no entenderé nunca dudaré de Usted, porque sé que jamás me hará daño, jamás me causara sufrimiento y jamás me dejará sola.

Pero cómo no darle TODO lo que me pida si es capaz de sanar mi alma, de derrotar mis demonios de drenar mi dolor de deshacer todas mis tormentas y a la vez llenarme de paz y de calma

No puedo creer lo afortunada que soy, que me eligiera a mi alguien tan extraordinario y maravilloso como Usted.

 

SIEMPRE SUYA PSDM

 

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.