...

Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

FETICHE DE MEDIAS: ¿En qué consiste y cómo lo podemos usar en un contexto BDSM?

Una persona con fetiche de medias siente excitación sexual al ver, tocar, vestir u oler este tipo de prenda femenina. Este fetiche erótico tiene diversos usos dentro del BDSM y la D/s.

El fetiche de medias suele ser usado con bastante frecuencia en las escenas Femdom y en las sesiones de travestismo, siendo un potenciador estético visual que está destinado a aumentar la excitación de la persona sub y, por lo tanto, su entrega y disposición de servir a su Am@.

La media tiene la característica de ser una prenda ceñida, que marca los contornos y morfología de las piernas hasta llegar a los muslos, destacando esta parte de la anatomía y estilizándola. Muchas veces el fetiche de medias está asociado a un fetiche por las piernas, dado que la función de las medias es cubrir y resaltar estas extremidades. Ahora bien, muchas personas también se sienten atraídas por el tacto suave del tejido fino de las medias, así como incluso por el olor que adquieren una vez se han estado usando durante cierto tiempo.

Para un hombre que protagoniza una escena de travestismo o de sissificación vestir unas medias supone una experiencia inmersiva, sentir el delicado tacto y el confort de unas medias hará que él sea proclive a liberar su lado más femenino durante la sesión sin mucha dificultad.

Unas piernas embutidas en unas medias suelen ser objeto de adoración en una sesión D/s, pudiendo ser lamidas por el/la sub, besadas, acariciadas e, incluso, pueden rasgarse para revelar la piel de las piernas, dado que el tejido es tan fino que puede ser rasgado con las manos.

Se puede usar el fetiche de medias para introducir al/a la sub en prácticas de adoración de pies, usando nuestros pies vestidos en las medias para acariciar el cuerpo de la persona sub, hacer que los huela o lama/chupe, incluso podemos realizar masturbación con ellos (footjob).

Una media usada puede ser una perfecta mordaza improvisada si la introducimos hecha una bola en la boca del/de la sub y después la aseguramos con cinta adhesiva. Mientras le/la torturamos nuestr@ sub podrá saborear la media y nuestra esencia, disfrutando de la humillación.

Podemos usar las medias para atar de forma muy confortable a nuestr@ sub, e incluso podemos usarlas para practicar un estrangulamiento erótico suave si rodeamos con ellas el cuello de la persona sub y estiramos de ambos extremos. Podemos también usarlas para atar el pene y/o los testículos de un sumiso varón, a fin de apretar su sexo y controlar su eyaculación, practicando un suave CBT. Cubrir la cabeza del/de la sub con la media es también una forma de usar esta prenda para juegos de humillación. Incluso podemos empapar una media en orina y usarla después como mordaza en la boca de la persona sub. Las posibilidades son infinitas y cada pareja tiene una forma distinta de encuadrar este fetiche en sus juegos, combinándolo con otras prácticas BDSM con el objeto de hacerlas más excitantes, novedosas y divertidas.

 

Ilustración: feguimel

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.