Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

ENEMA DE LIMPIEZA: ¿Cómo se debe aplicar y qué precauciones debemos tomar?

El enema de limpieza se realiza para lograr una higiene relativamente profunda del recto e intestinos como preparación para prácticas intensas y/o prolongadas de sexo anal.

El recto y el intestino grueso son puntos erógenos con un increíble potencial, pero a la vez son parte del aparato excretor humano, por lo que observar su higiene y limpieza es algo obligado si queremos evitar escenas desagradables que den al traste con la diversión durante las prácticas de sexo anal. Si bien a no todas las personas les importa que su compañer@ esté “suci@” resulta por lo general desagradable encontrar restos de heces durante las prácticas anales, además de que dichos restos suponen un riesgo sanitario añadido, ya que si entran en contacto con nuestras mocosas genitales u orales o con heridas abiertas o úlceras pueden provocar infecciones. Los restos fecales quedan muchas veces adheridos en las paredes del recto y del intestino, por lo que para realizar una limpieza de los mismos es muy conveniente recurrir o bien a un aplicador pensado para realizar duchas anales o bien a un enema medicinal compuesto por productos especiales que disuelvan las heces adheridas a las paredes intestinales y nos ayude posteriormente a expulsarlas mediante la defecación.

Las duchas anales cuentan con un aplicador insertable perforado en sus laterales que hace que el agua impulsada a presión pueda desprender las heces adheridas a las paredes intestinales. Cuanta más presión tenga el agua mas efectiva será la limpieza de las paredes intestinales. La presión aplicada al agua también determinará si la limpieza alcanza mayor o menor profundidad, en este caso también es determinante el volumen de líquido que se emplea. A mayor presión y mayor cantidad de agua la limpieza será más exhaustiva y llegará a zonas más profundas.

La forma más efectiva y más rápida de realizar un enema de limpieza es usando un aplicador pensado para ser colocado en el extremo de la manguera de la ducha o utilizando una bolsa para enemas medicinales. Una alternativa improvisada consiste en aplicar el enema usando una botella de plástico con líquido, cuyo cuello debemos insertar en el recto y entonces estrujar el cuerpo de la botella con la mano para que el agua salga a presión hacia el interior del recto, ejerciendo a la vez succión cuando aliviemos la presión, lo cual arrastrará los restos de heces hacia el interior de la botella. Es absolutamente desaconsejable y peligroso usar difusores de agua a gran presión para realizar enemas de limpieza, dado que podrían producirnos lesiones internas fatales que podrían derivar en desgarros intestinales severos.

Es muy común y recomendable el uso de jabón o lubricantes mezclados con el agua del enema de limpieza, lo cual ayuda a potenciar la acción purgativa y, a la vez, puede aplicar una primera capa de lubricación en profundidad que facilite el juego anal posterior a la aplicación. No se requiere de una gran cantidad de líquido para conseguir un buen enema de limpieza, se pueden realizar varias aplicaciones sucesivas con una cantidad de agua muy reducida, tantas veces como veamos necesarias, hasta que al expulsar el enema no apreciemos restos fecales.

Si deseamos una limpieza profunda lo ideal es aplicar un enema de entre medio y un litro de volumen de líquido y retenerlo durante unos 10-15 minutos. Enchufar el aplicador a la manguera de la ducha, abrir el paso de agua hasta la mitad y contar unos segundos es suficiente. El enema de limpieza deberá aplicarse a una temperatura templada para que sea confortable. Si el agua está demasiado caliente podría quemar el intestino, si está muy fría será incómodo y doloroso.

De igual forma debemos recordar que el enema elimina mucha flora intestinal, por lo que es muy recomendable dosificar y espaciar las aplicaciones para dar tiempo a esta a recuperarse y a repoblar, de lo contrario podría ser dañino para nuestra salud a largo plazo. Debemos aplicar los enemas de limpieza solo cuando sean estrictamente necesarios.

 

Ilustración: shiory

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.