Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

EL CERVATILLO

Te miro, indefensa, como un cervatillo. Me recuerdas a “Bambi” cuando aprende a caminar. Tus movimientos torpes me conmueven y al mismo tiempo me excitan. Me cuesta controlar las ganas de hacerte todas las cosas que no me atrevía a proponerte. Ha llegado el momento de cumplir los sueños. ¿Hasta dónde llegaremos?

 

Autor: Sergi Bleda

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.