...

Últimas entradas

Contacta con nosotros

Síguenos en las redes

CONSEJOS PARA SUMISOS NOVATOS

El comienzo de tu viaje en el BDSM sumiso es un momento emocionante, pero ¿por dónde empezar? ¿Qué señales debes buscar en el camino? ¿Qué pasa si encuentras obstáculos? No existe una única manera verdadera de ser sumiso, pero aquí os dejamos algunos consejos básicos para ayudarte a recorrer el camino que te espera.

1. CONOCE TU AUTOESTIMA

El hecho de que te identifiques como sumiso no significa que pierdas el derecho a ser respetado y valorado como un igual. Recuerda que no puedes ceder el poder a un Dominante si, para empezar, no tienes poder. No pierdas el tiempo con dominantes que no se tomen en serio este concepto. 

2. CONOCE Y EXPRESA TUS LÍMITES 

Si ya tienes una  idea de qué actividades te interesan y cuáles te dan escalofríos, hazle saber a tu Am@ lo que te gusta y lo que no te gusta. Asegúrate de delinear límites estrictos y flexibles y establece una  palabra de seguridad  que recordarás y utilizarás si es necesario. Si no estás seguro acerca de una actividad en particular, explícalo también. Y si estás pensando: “¡Pero yo no tengo límites! ¡Todo vale!” piensa otra vez. Es poco probable que quieras terminar en una sala de urgencias con la nariz rota, por ejemplo. 

3. CONFÍA EN TU INSTINTO

El antiguo consejo de “si algo se siente mal, probablemente lo esté” se aplica tanto a las perversiones como a otras facetas de la vida, pero lo que está en juego puede ser mayor con el BDSM. Reconoce las  señales de abuso  y rechaza a los llamados dominantes que exigen sumisión inmediata; eviten palabras seguras, límites y/o cuidados posteriores; aislarte de otras personas; o son generalmente unos idiotas. No importa lo experimentado sea un potencial  dominante, si levanta señales de alerta o te tratan mal, aléjate.

4. INVESTIGA

Familiarízate con conceptos clave del BDSM, como consentimiento,  negociación ,  SSC. Desarrolla un conocimiento práctico de cómo se deben realizar las actividades que te interesan. Por ejemplo, si te gusta el bondage con cuerdas, estudia dónde se deben y no se deben colocar las cuerdas, cómo evitar posibles daños a los nervios, etc., para que puedas saber si la persona que te está atando hace algo mal y podrás comunicarte eficazmente sobre cualquier cosa que no te parezca bien. Lo mismo ocurre con otro tipo de actividades. En muchos casos, la mejor manera de aprender sobre la técnica adecuada es recibir una clase pero si no hay talleres en por tu zona, lee  libros o artículos acreditados.

5. CUIDADO CON EL SUB FRENESÍ

El frenesí sub se refiere a un estado mental que a veces experimentan los nuevos sumisos y que se manifiesta como un deseo casi compulsivo de buscar tantas experiencias lo más rápido posible, a menudo a expensas de la seguridad personal. El sub frenesí es peligroso porque puede nublar tu juicio y hacerte menos reacio al riesgo de lo que normalmente serías. Evita este error común al comenzar tu viaje sumiso. 

6. DIFERENCIA ENTRE FANTASÍA Y REALIDAD. 

Puedes fantasear con ser un esclavo  a tiempo completo o con un Dominante que dicta todos los aspectos de tu vida, pero generalmente no es realista tratar de convertir estas fantasías en realidad. La mayoría de las personas tienen trabajos, familias, estudios u otras responsabilidades que consumen mucho tiempo y que hacen imposible una inmersión total en el BDSM. Además, no pongas expectativas poco razonables sobre un Dominante. El BDSM puede ser terapéutico, pero no es terapia y es injusto esperar que un Dominante solucione todos tus problemas. Todas las reglas y castigos del mundo no sustituyen la ayuda de un profesional de la salud mental.

7. NO CONFUNDAS LA SUMISIÓN CON LA PASIVIDAD 

El hecho de que te identifiques como sumiso no significa que no tengas voz y voto en lo que sucede en una dinámica D/s. Al contrario, puedes y debes ser un participante activo. La mayoría de los Dominantes aprecian los aportes y las ideas de los sumisos para poder construir escenas que te dejarán boquiabierto. Es difícil mantener un nivel constante de creatividad como Dominante, y lo más importante es que los no leen la mente. Así que no tengas miedo de expresar tus deseos, hacerlo no te hará menos sumiso.

8. BUSCA DIVERSIÓN Y SATISFACCIÓN 

Ninguna guía sumisa estaría completa sin mencionar que la sumisión debe ser placentera. Si lo sientes como una tarea ardua o algo peor, te hace sentir irrespetado o abusado (de mala manera), entonces debes descubrir por qué. ¿Es porque no te gusta ceder el control tanto como pensabas? ¿O es porque tu Dominante te trata mal? Da un paso atrás y reevalúa tu situación para que puedas avanzar por el camino adecuado para ti.

Publicar un comentario

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.